OPINIÓN/COORDINACIÓN GENERAL:

Los procesos de cambios en educación son lentos y llevan un tiempo de asimiliación, en la cual las Tecnologías de Aprendizaje y Conocimiento (TAC), promueven una manera creativa de acceso a estos importantes desafíos para los centros escolares, en este año 2019 la propuesta se enfoca principalmente en dar las herramientas instrumentales, estructurales y metodológicas del enfoque STEAM, para que la mediación pedagógica pueda ser más atractiva, provechosa y creativa para el sujeto de aprendizaje, respetando su cultura y realidad socioeconómica.

La necesidad de comprender las grandes disrupciones que pregona la sociedad 4.0, e incorporar estas tendencias a las aulas, proponen indefectiblemente que la educación, comprenda e instale  competencias tecnológicas, educando al individuo para afrontar de manera creativa la multiplicidad de factores intervinientes en la sociedad de la información.

Noam Chomsky, compara a la tecnología como un martillo, herramienta que por su dualidad, puede utilizarse para construir y al mismo tiempo destruir de acuerdo a la función que debe cumplir, en la cual el docente tiene la obligación de ayornarse inteligentemente a esta condición y reorientar su mirada, de manera a aprovechar las bondades de las mismas, equilibrando su visión entre un tecnófilo y un tecnofóbico, y potenciar la inteligencia selectiva de la información y transformarlo en conocimiento.

En un contexto social, con mayor influencia del Big Data, IoT, los Blockhaim, las plataformas digitales (amazon, ebay, alibaba, entre otros), influyen en la aparición de una economía digital cada vez más desafiante, en donde los habitantes, deben comprender estos cambios y advertir sobre el alcance de los mismos para las sociedades actuales, y formar personas íntegras, con alto grado de responsabilidad social y desarrollo sostenible.

La astronomía, la digitalización del medio ambiente (sensores), las impresoras 3D como sinónimo y resignificación de las industrias, la robótica, el empoderamiento y participación cada día más por las redes sociales, pueden configurar el camino que debemos transitar en la educación, en especial, como principio de democratización de la tecnología.

Esperemos que el grano de arena que hemos aportado, pueda definitivamente, contribuir con el desarrollo humano, con justicia social, y el respeto indeclinable de la persona como parte de la biocenosis, y respetuoso de la diversidad y multiplicidad de inteligencias que convinen en el aula.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *